YOGUR DE OVEJA

IMG_6308

Hacer yogur en casa es muy saludable, pero además, nos permite controlar los ingredientes que lleva para evitar colorantes, espesantes o edulcorantes que pueden provocar malestar digestivo. O elegir la leche que utilizamos, en este caso leche de oveja que es más sostenible y tiene un sabor suave, agradable.

Los yogures son beneficiosos por su aporte de fermentos, que actúan como probióticos: alimentos que contienen microorganismos vivos para aportar y mantener la población de bacterias «buenas» que forman la microbiota (antes conocida como flora bacteriana), cuya presencia y buen estado es indispensable para nuestra salud.

Por último, hacer yogur en casa es mucho más económico: 500 gr de yogur de cabra cuesta 3,2€ (el más barato) mientras que 1L de leche de cabra 1,8€ (es decir, 500 gr de yogur de cabra casero nos salen por 90 céntimos). ¡Y el olorcito que hay en la cocina es de lo más delicioso! A la vez que nos permite cuidar del planeta ahorrando envases de plástico y cartón.

Yo he utilizado la Yogurtera Kuvings (enlace a la yogurtera–> post), la cual te recomiendo para facilitarte el proceso: un único recipiente grande, muy compacta (te ocupará poco espacio) y permite almacenar posteriormente el yogur dentro de ella. A diferencia de las convencionales que tienes que ir rellenando yogur a yogur.

INGREDIENTES

– 1L de leche de oveja

– 125 gr yogur de cabra / 1 sobrecito de preparado para yogur 

PROCEDIMIENTO

Importante: antes de usar la yogurtera asegúrate que está bien limpia y seca, de lo contrario el proceso de fermentación no saldrá bien.

  1. En el recipiente de la yogurtera, añade un poco de leche y el yogur. Mezcla con una espátula de cocina hasta que quede homogéneo. Si tienes prisa, puedes utilizar un espumador de leche para acelerar el proceso. 
  2. Añade el resto de la leche y remueve con la espátula para mezclar todo bien.
  3. Mete el recipiente dentro de la yogurtera, pon la tapa y programa por 10 horas. Puedes dejarlo puesto antes de ir a dormir, así durante la noche se irá haciendo y al despertar estará listo.
  4. Abre la yogurtera, saca el recipiente y cúbrelo con la tapa de rosca. Deja reposar en la nevera un mínimo de 4-6h, hasta que se haya enfriado por completo.

El yogur casero aguanta lo mismo que uno comprado, siempre y cuando esté hecho con leche pasteurizada. Es decir, puedes conservarlo aproximadamente una semana ¡pero es poco probable que dure tanto!

PREGUNTAS Y RESPUESTAS FRECUENTES

– ¿Puedo utilizar leche de cabra? Sí, siempre y cuando sea pasteurizada.

– ¿Puedo hacer el yogur con leche desnatada? Por poder, puedes. Pero la textura va a verse modificada ya que con la falta de grasa te saldrá un yogur mucho más líquido. Pero si a ti no te importa que tenga textura «para beber», adelante.

– ¿ Puedo tomarlo siendo intolerante a la lactosa? Dependerá de tu grado de intolerancia. En general, si toleras los yogures de leche de vaca no tendrían porqué sentarte mal ya que tienen un contenido de lactosa similar. Puedes alargar las horas de fermentación para dar más tiempo a que se fermente toda la lactosa posible (sin sobrepasar las 14h).

– ¿Puedo tomarlo siendo alérgico a la leche de vaca? La leche de vaca contiene beta-caseínaA1, un tipo de proteína. Sin embargo, la leche de cabra u oveja tienen beta-caseínaA2 (presente también en la leche humana) por lo que son proteínas distintas. 

– ¿Debo tomar yogur para obtener probióticos? No, los lácteos fermentados como el yogur y el queso no son indispensables. Hay alimentos vegetales fermentados que los aportan. 

Dejar un comentario